jueves, 27 de diciembre de 2012

Un lunes de resaca apocalíptica, el “Día que a Dios le dio por existir” de Dani Llabrés

Dani Llabrés acaba de publicar un libro con el título de “El día que a Dios le dio por existir”  acompañado con el subtítulo de “Diez Plagas y veinte canciones para la escoria del soul”.  Tras la lectura de sus más de doscientas páginas, todas ellas sin desperdicio alguno, la primera reacción que se nos queda grabada en la mente obedece precisamente a una de las preguntas que pronuncian de forma habitual los personajes de la historia ante lo demencial de muchos de sus acontecimientos. Esa pregunta, no exenta de estupefacta ironía y, si se me permite, muy valenciana, es: "¿Pero qué me estás contando?"...

Llabrés nos explica, en ésta su primera novela, multitud de historias que confluyen en una de principal. Esos relatos llamémosles secundarios, aunque imprescindibles para entender esta obra literaria, suceden en lunes de resaca apocalíptica. Nos describen situaciones estrambóticas, con posibles explicaciones científicas, como una lluvia de ranas que sorprende a un grupo de suicidas japoneses; una tormenta de granizo sobre un combate de lucha libre en México; o el ataque de miles de langostas en un concurso de imitadores de Elvis…Todas ellas son recreaciones libres e hilarantes de las diez plagas bíblicas de Egipto que tienen lugar en varios puntos del planeta cuyas iniciales tienen un peso relevante en la desenlace final de la novela. Además, cada capítulo tiene su correspondiente canción como banda sonora con lo que el libro acaba por semejarse incluso a un selecto maletín de Dj, propiedad de un experto coleccionista de música R&B. 

Pero antes de compartir con todos vosotros algunas posibles razones que pueden ayudaros a enfocar el propósito de este libro, no está de más recordar quién es su autor. Dani Llabrés nació en Valencia en el año 1971. Ha realizado hasta el momento numerosas colaboraciones periodísticas y literarias para diversas publicaciones y ha dirigido programas de radio, fanzines, y un galardonado cortometraje titulado “Tarde de Dominó”. También es autor de un libro de relatos cortos llamado “Pequeños Freaks” y factótum de la página web realmodworld.com    

Dani Llabrés
La temática principal de este libro se desenvuelve entre Valencia y Tomelloso, y sus protagonistas son un grupo de amigos que manifiestan una atracción devota por un estilo de vida modernista, en el que comparten gustos musicales, hedonismo y elegancia, entendidos cada uno a su manera, pero con denominadores comunes como son la música de los años sesenta, preferentemente el soul, el existencialismo, las scooters, los trajes, o las parkas militares norteamericanas. Se reúnen en una tienda de discos de Valencia propiedad del único personaje real de la historia, y desde allí se sumergen en la noche valenciana a la búsqueda de sexo y diversión, mediante oscuras y raras sesiones de Dj’s, ayudados por el consumo de diversas drogas que consiguen en los locales más variopintos, los mismos antros donde se ven implicados en algunos problemas y peleas. 


Llegados a este punto, supongo que te preguntarás, si aún no has tenido el placer de leer este libro, ¿cómo se relacionan ambos relatos, o sea el bíblico y el underground, tan, en principio, dispares?.  A modo de pista, añadiré tan solo que la actuación estelar y sangrante de ese grupo de amigos es crucial para salvar el mundo, o quizá no, quién sabe. Así que lo mejor que puedes hacer para saber qué te esta contando Llabrés, es leerte su obra y lo antes posible. Te aseguramos que no solo vas a pasar un buen rato sino que vas a encontrar muchos motivos para recomendarla como hacemos desde el blog del Magic Pop.   
 
Y para que no parezca que lo decimos por decir, vamos a concretar algunas posibles razones por las que realmente merece la pena leerse esta novela. En concreto, cinco motivos, enumerándoles  tal y como hacen algunos de sus personajes para explicar sus propias decisiones:

Primera, por imaginativa, porque es un libro que si bien puede parecerte desmesurado por momentos, no deja de ser original en cuanto relaciona una temática bíblica con otra llamémosle más cotidiana, nocturna, hedonista y “underground”.

Segunda, por exquisita, porque el autor ha escrito esta obra con un buen dominio del lenguaje y si bien es capaz de describir escenas que te pondrán los vellos de punta o te revolverán el estómago, en otros momentos te sorprenderá con elegantes metáforas, opiniones ácidas y descripciones extraordinariamente bien construidas.

Tercera, por hilarante y aberrante, porque el autor ha sido capaz de escribir una historia que va más allá del imaginario corriente del lector medio de este país que debería estar ya más que cansado de tanta guerra civil, la eterna transición política y el realismo mágico de serie B.

Cuarta, por modernista, porque el autor ha conseguido normalizar lo mod, movimiento juvenil con raíces en los sesenta, como actitud de campamento base en unos personajes literarios, pero sin la obligación ni la necesidad de que sea su única finalidad vital y comunicativa.

Quinta, por atractiva e hipnótica, de la primera a la última página, porque el autor ha construido una historia con todos los aspectos antes destacados pero que, sin éstos dos motivos propios del oficio, no hubiera funcionado a nivel literario.     
  

Dani Llabrés nos ofrece, por tanto, un excelente libro que aúna, con su original arte y buenas maneras de escritor, los recursos de la novela negra con algunas técnicas del nuevo periodismo norteamericano y el "dirty realism", para construir una historia “underground” en la que la cultura aberrante reclama un espacio con identidad propia al margen de los previsibles postulados oficiales de la literatura pretendidamente “intelectual”.  Uno de sus principales personajes dice al final de la obra: “solo bajo el manto de la locura se puede huir de la fatua y anodina realidad”, y eso es precisamente lo que ha hecho Dani Llabrés para divertirnos un lunes de resaca apocalíptica, el “Día que a Dios le dio por existir”.

 Nota: Puedes adquirir un ejemplar del libro en:  “Le Trip” (Calle de Manuela Malasaña 24, de Madrid);  “Upbeat” (Calle del Espíritu Santo, 6 de Madrid); Daily Records (Carrer De Les Sitges n.9 de Barcelona) y Discos Keramidas (Avda. Alemania, 5, Local TB52. Centro Comercial el Descubrimiento de Cáceres). También puedes solicitar una copia en Liquidator, Suny Day Records o en esta dirección de Lulu.

4 comentarios:

  1. Esta reseña es sencillamente excepcional. Y no lo digo por lo que dice (que en mi caso quedaría como poco mal, además de ombligista) sino por cómo lo dices. Un abrazo y continúa con este gran trabajo.

    Dani Llabrés

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Dani por tu comentario, ha sido todo un placer leer tu libro, que es en realidad la mejor y más sincera de las críticas posibles. Al margen de esa complicidad comunicativa entre autor y lector, mi reseña intenta plasmar lo verdaderamente excepcional que resulta tu estilo literario. Un abrazo.

      Eliminar
  2. "va más allá del imaginario corriente del lector medio de este país que debería estar ya más que cansado de tanta guerra civil, la eterna transición política y el realismo mágico de serie B".

    +++ ZASCA EN TOA LA BOCA!!! Qué gran verdad!
    ;-D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Alberto por el comentario... entre otras razones, este libro me parece tan original porque se sale de ese triunvirato de desgracias convertidas en literatura de escaparate del Corte Inglés. Un abrazo.

      Eliminar